UNA COLECCIÓN CON ENCANTO: Varón

publicado en: Bolsos, Diseño | 0

¡Ese sí que es un hombre!¿Cuántas de nosotras no hemos ido por la calle y hemos pensado y verbalizado esa frase?

Ese hombre que todas queremos y soñamos desde que tuvimos el primer Ken en nuestras manos. Que nos da seguridad y firmeza.

Por mi vida no han pasado muchos hombres, mi padre, mi hermano, algún noviete pero de ellos he aprendido muchas cosas. Es por esto, por lo que decidí que tenían que formar parte de mi proyecto.

Un proyecto que empecé a pergeñar desde muy pequeña. Como todas las niñas soñaba con princesas, con encontrar mi príncipe azul, azulísimo. “Mi hombre perfecto” guapo, alto, bien plantado, generoso, buen padre, buen esposo, trabajador, inteligente, simpático, romántico, amigo de sus amigos, y un sinfín de cualidades. Pero también soñaba con ser diseñadora de bolsos y zapatos. Lo curioso es que era tan importante conseguir a mi príncipe azul, como llegar a ser diseñadora y tener mis diseños expuestos en grandes y luminosos escaparates de Milán, Roma, Londres, Paris.

Cada vez que dibujaba y pintaba algún bolso, monedero, bolsa o mochila le ponía nombre, un nombre de hombre. Muchas veces me he parado a pensar por qué mis modelos tenían nombre de chico, y probablemente se los ponía por algún motivo que no he llegado a comprender pero segura estoy de que unas veces, porque era el nombre del chico que me gustaba, otras porque ese nombre me parecía bonito y sonoro y otras tal vez, porque me daba seguridad. De lo que sí estoy segura, es que fue un “desiderátum”. En fin, ahora que me he decidido a sacar a la luz algunos de mis diseños creo que un buen comienzo sería continuar con ese deseo infantil.

Dejar una opinión